Archivo de la etiqueta: TwittMad

twitear, innovar, bloguear, disfrutar…

Cada vez me cuesta más encontrar momentos libres para darle a la tecla y no dejar abandonada esta bitácora a su buena suerte. Y no es por falta de ganas ni de cosas que contar ni mucho menos. De hecho, en las últimas semanas he participado, asiistido o vivido diversos eventos profesionales muy interesantes.

Entre ellos, la European E-commerce Conference con la interesante charla de Clara Shih bajo el nombre de The Facebook Era. Una interesante reflexión sobre el profundo cambio de actitud que se está dando con el auge de las redes sociales y cómo esto afecta al mercado. Una ocasión única para escuchar a toda una “gurú” con gran capacidad de transmitir ideas de una manera sencilla.

IMG_7323

probando el nuevo Dext de Motorola durante el TwittMad

También una nueva cita del TwittMad en The Irish Rover, con Juan Gigli como cabeza visible, y que en esta ocasión tuvo un aliciente especial: la presentación en exclusiva de Dext, el flamante nuevo terminal móvil de Motorola. La acción resultó muy positiva e interesante para todas las partes: para la marca, es altamente rentable en términos de imagen, pues presentan el producto en exclusiva ante un público comercial muy interesante, early adopters dispuestos a examinar, toquetear, preguntar y probar el dispositivo y a dar su opinión sobre el mismo (y más tratándose de un teléfono en el que el acceso a las redes sociales se ha potenciado notablemente). Para los asistentes considero que es gratificante que se les tenga en cuenta en tanto que prescriptores, líderes de opinión, heavy users, sobre todo si se hace de una manera tan cordial, poco intrusiva, de tú a tú y, por qué no, con una pinta de cerveza a cuenta de Motorola.

Y otro interesante encuentro que tuvo lugar la semana pasada fue la 1ª eidición de Innosfera, un evento de vocación mensual, con la innovación como protagonista y que pretende abrir una nueva plataforma de intercambio de ideas y opiniones sobre diversos temas con el fin de potenciar la innovación en el ámbito empresarial. La iniciativa está auspiciada por BBVA y coordinada por Roberto Carreras y Javier Velilla, que nunca faltan en estos fregaos (para nuestra suerte).

En esta primera edición, el debate se centró, como cabía esperar, en la irrupción de los Social Media en nuestras vidas y de cómo la empresa está asumiendo el cambio de paradigma. La conversación fue muy ágil, amena y distendida, hubo intervenciones realmente inteligentes, y en especial destacaría la intervención de Alberto Lorente (ex-Dtor de Marketing de Symio y Masmovil).

innosfera

1º Edición de Innosfera

Para la próxima edición trataré de que la after-innosfera, el momento distendido de cañas y picoteo posterior al evento, tenga lugar en Olé Lola, que está a dos pasos y se presta a la conversación y la charla distendida como pocos lugares.

Además hoy tenía lugar un interesante encuentro en la Universidad Politécnica, la 4ª edición de Blogs La Conversación, cita abierta en la que debatir sobre el papel de los blogs en los diferentes ámbitos, y al que finnalmente no he podido asistir debido a múltiples reuniones y compromisos. Como consuelo, he tenido la ocasión de compartir mesa y almuerzo con Pablo Herreos de Goodwill Comunicación y charlar sobre redes sociales, blogs, hostelería y flamenco.

Y como no sólo de eventos y encuentroos vive el hombre, de todo lo que he leído últimamente quiero destacar un interesante artículo sobre la actividad que está realizando Coca Cola en medios sociales. Pese a no considerarme precisamente simpatizante de esta marca, de la que ni siquiera soy consumidor ocasional (al menos de la bebida que da nombre a la marca), he de reconocer que su labor es encomiable, las iniciativas llevadas a cabo muy inteligentes y en general el trato dado a los Social Media, ejemplarizante. Su estrategia recoge a la perfección mi visión de cómo una empresa/marca debe contemplar la web 2.0, no como una mera herrramienta al servicio del marketing, sino como una nueva filosofía empresarial de implementación transversal.

Estas lecturas me animan a seguir con mi labor para Grupo Moby Dick, donde hay mucho y muy interesante por hacer. Por ese motivo, en el próximo post contaré alguna experiencia interesante en relación al uso que estamos haciendo de Social Media por parte de las diferentes salas. Sin resultados tan llamativos o de tanto alcance como los de Coca Cola, pero todo se andará. O en eso estamos.

Blog Action Day

Hoy no tenía pensado escribir, más que nada por falta de tiempo, que es la razón por la cual actualizo mucho menos de lo que me gustaría. Además mi próximo post iba a versar sobre publicidad, promoción y web 2.0, algo que merece una seria reflexión tras la prohibición en EEUU de remunerar a los blogueros por escribir sobre un producto. Esta noticia abría además una semana en la que he gestionado un evento con blogueros relacionados con tecnología e informática auspiciado por una conocida marca y que ha tenido lugar en Olé Lola. Y que ha tenido lugar el mismo día que el encuentro mensual de TwittMad en Irish Rover, evento al que asistí para conocer a promotor, Juan Gigli, que además me reconfirmó mi idea de que se trata de un grupo de early adopters muy goloso para test de productos, promociones de avanzadilla, etc.

Pero hoy, 15 de octubre, se celebra el Blog Action Day, un día en el que los blogs de todo el mundo se unen por una causa social. En este caso, el tema elegido ha sido la concienciación y lucha contra el cambio climático. Y como se trata de un tema que me importa bastante, pues aquí estoy, escribiendo en un día que no quería (o más bien no podía) sobre un tema que no preveía.

blogactionday

Un tema que estuvo en el candelero, sobre todo durante la promoción de la película de Al Gore y que ocupó la agenda de políticos, instituciones y medios, pero que tras la virulenta irrupción de la ****** (ya sabéis que en este blog está prohibido mencionar esa insidiosa palabra), ha pasado a un segundo plano.

Y sn embargo sigue estando ahí, aunque en ocasiones vemos como la sensibilidad de la opinión pública hacia el tema puede servir de acicate para que un recorte del gasto de una empresa sea vendido como una acción en pro de la conservación del medio ambiente. Hablo claramente de la confusa y masiva campaña de Carrefour en la que nos contaban que las bolsas contaminan muchísimo (lo cual es a todas luces cierto) y que por eso y por lo mucho que les importa el entorno, las eliminan.

Ya, y el recorte de gastos que esa medida supone en un contexto de caída del consumo como el que vivimos es puramente secundario, casi ni lo habíamos pensado. Bueno, vamos a ser un poco maquiavélicos y pensar que aunque se la sople la destrucción de la capa de ozono y el derretimiento de la Antártida a los señores directivos de Carrefour, al menos la iniciativa es positiva.

Pero cuando hablamos de la lucha contra el cambio climático, no puedo por menos que pensar en las acciones y comportamientos que están al alcance del ciudadano de a pie, de mí, de mi vecino, de mis padres… que son muchas y sin duda las más importantes. Yo mismo me asusto de la cantidad de envases, plástico y latas que genero en casa, e intento en la medida de lo posible consumir productos que no conlleven excesivo envoltorio, y desde luego, reciclar todo lo reciclable: RSU, vidrio, papel, baterías…

Y por ese motivo, me cabrea sobremanera la nueva tasa del Ayto de Madrid que está destinada a mejorar la gestión de la recogida y separación de basuras, ya que parece que los ciudadanos no lo hacemos del todo bien. Una tasa que sólo discrimina por tamaño de la vivienda y barrio, vaya dos criterios absurdos! Es eso más importante que por ejemplo el número de personas que viven en la vivienda (sean o no propietarios, pues un la tasa debería pagarla quien genera la basura) o la infraestructura de la que está dotada la comunidad de vecinos (recuerdo que la gran mayoría de los vecinos del Distrito Centro de Madrid no disponemos de recogida de RSU-cubo amarillo en domicilio, sino que tenemos que ir a depositar la bolsa a contenedores que a veces están cerca, a veces no, a veces están llenos, a veces no, y casi siempre muy sucios).

Al final, como tantas otras veces, se recurre a medidas impositivas, coercitivas y casi penalizadoras, que en ningún momento se combinan con políticas de concienciación ciudadana  efectivas. Algo que vengo reclamando desde hace tiempo con mi iniciativa Ciudadano Apestado, de la que ya he hablado aquí en otras ocasiones, y de la que estoy muy orgulloso pues ya ha sobrepasado los 100 seguidores y pienso impulsarla aún mucho más.

De hecho, estoy a la búsqueda de un famoso que viva en la zona centro de Madrid al que le apetezca apadrinar esta lucha, como en su día hizo Icíar Bollaín en Lavapiés. Si alguien tiene sugerencias, estoy abierto!!

¡¡Feliz Jueves!!