Archivo de la etiqueta: trabajo

Manifiesto 2ª Parte y… sí, por fin blanca Navidad

Parece que poco a poco los ánimos de la red se han ido calmando frente a lo que para muchos había sido poco menos que el mayor atentado contra la libertad de expresión cometido nunca. Y sí estoy hablando de la que en mi opinión desmedida respuesta de la llamada “red” a una malograda propuesta de Ley de Economía Sostenible. El famosos Manifiesto.

En mi post anterior ya expliqué porque esta respuesta me parecía desmedida y no me voy a repetir. Pero sin embargo, desde aquellos días de revuelta twittera, no he podido dejar de pensar en las implicaciones económicas, sociales y culturales que el libre acceso a contenidos en la red están provocando.

Sin ir más lejos, hace un par de semanas tomando café con unos familiares comenté que había quedado para ir al cine. Una prima de veintipocos años me miró soprendida y me preguntó que cómo no me bajaba las películas de internet.

Le contesté que por la misma razón que no ento a El Corte Inglés a robar un libro que me quiero leer. Como quiera que que esto me lo espetaba delante de sus padres, dos personas con mucha formación, muy instruidas y hasta diría que con un  punto intelectual, le pregunté si se jactaría también delante de sus padres de robar en unos grandes almacenes, a lo cual respondió que no, que no era lo mismo.

¿Y por qué no es lo mismo? ¿Acaso un disco o una película no es el fruto del trabajo de muchas personas que generalmente se han dejado los cuernos y buena dosis de talento y creatividad en ello a cambio de una remunaración que ahora no llega?

No voy a entrar en el caduco sistema de gestión de los Derechos de Autor de la SGAE, ni en el alto coste de los discos en España, que son argumentos que siempre salen a la luz en estos casos. Yo quiero hacer una llamada sobre los peligros que entraña la cultura de la gratuidad que impera y sobre todo sobre los peligros de estar dando a luz a una generación de jóvenes para quienes el cine o la música son bienes por los que no hay que pagar, que no tienen un coste. Esto en mi opinión, y en el corto plazo, sólo puede ir contra la calidad de las producciones, y de hecho se empieza a constatar.

Así que menos escandalizarse por anteproyectos de ley, menos alarmas de cierres de blog que nunca se han producido, menos pensar que la red y el 2.0 es el centro del universo, menos forjar la dañina idea de que los creadores son poco menos que enemigos avaros y egoístas, y más aportar ideas para establecer una remuneración del trabajo intelectual acorde con los tiempos que corren y que sea justa para todos.

Por lo demás, hoy nos hemos levantado con un hermoso manto de nieve que es el mejor modo de recibir al invierno y dar el pistoletazo de salida a la Navidad (que para mí siempre ha empezado con el sorteo de El Gordo).

Las pasadas semanas han sido intensas en cuanto a eventos navideños de empresa, y la intensa actividad propia de estas fechas se está saldando con llenos absolutos en todos los locales de Grupo Moby Dick.

Y mi necesaria implicación en el Dpto Comercial en estos días de tanto ajetreo: supervisión de eventos, presupuestos, contratos, etc., ha sido inversamente proporcional a la actividad 2.0 desplegada, que se ha visto un poco mermada y desatendida por los requerimientos propios de estas fechas. Así que comienzo esta semana con la intención de ir actualizando blogs de empresa, supervisar y actualizar los diferentes myspace, facebooks, linkedins, seguir alimentando el canal de youtube, ponerme manos a la obra con Flickr corporativo… En definitiva, seguir trabajando en la estrategia 2.0 de mi empresa y continuar perfilando la identidad digital del Grupo y de cada uno de los locales que lo integran.

La Navidad será buen momento para ello.

¡¡Feliz Navidad y Felices Fiestas  a todos!!

Anuncios

twitear, innovar, bloguear, disfrutar…

Cada vez me cuesta más encontrar momentos libres para darle a la tecla y no dejar abandonada esta bitácora a su buena suerte. Y no es por falta de ganas ni de cosas que contar ni mucho menos. De hecho, en las últimas semanas he participado, asiistido o vivido diversos eventos profesionales muy interesantes.

Entre ellos, la European E-commerce Conference con la interesante charla de Clara Shih bajo el nombre de The Facebook Era. Una interesante reflexión sobre el profundo cambio de actitud que se está dando con el auge de las redes sociales y cómo esto afecta al mercado. Una ocasión única para escuchar a toda una “gurú” con gran capacidad de transmitir ideas de una manera sencilla.

IMG_7323

probando el nuevo Dext de Motorola durante el TwittMad

También una nueva cita del TwittMad en The Irish Rover, con Juan Gigli como cabeza visible, y que en esta ocasión tuvo un aliciente especial: la presentación en exclusiva de Dext, el flamante nuevo terminal móvil de Motorola. La acción resultó muy positiva e interesante para todas las partes: para la marca, es altamente rentable en términos de imagen, pues presentan el producto en exclusiva ante un público comercial muy interesante, early adopters dispuestos a examinar, toquetear, preguntar y probar el dispositivo y a dar su opinión sobre el mismo (y más tratándose de un teléfono en el que el acceso a las redes sociales se ha potenciado notablemente). Para los asistentes considero que es gratificante que se les tenga en cuenta en tanto que prescriptores, líderes de opinión, heavy users, sobre todo si se hace de una manera tan cordial, poco intrusiva, de tú a tú y, por qué no, con una pinta de cerveza a cuenta de Motorola.

Y otro interesante encuentro que tuvo lugar la semana pasada fue la 1ª eidición de Innosfera, un evento de vocación mensual, con la innovación como protagonista y que pretende abrir una nueva plataforma de intercambio de ideas y opiniones sobre diversos temas con el fin de potenciar la innovación en el ámbito empresarial. La iniciativa está auspiciada por BBVA y coordinada por Roberto Carreras y Javier Velilla, que nunca faltan en estos fregaos (para nuestra suerte).

En esta primera edición, el debate se centró, como cabía esperar, en la irrupción de los Social Media en nuestras vidas y de cómo la empresa está asumiendo el cambio de paradigma. La conversación fue muy ágil, amena y distendida, hubo intervenciones realmente inteligentes, y en especial destacaría la intervención de Alberto Lorente (ex-Dtor de Marketing de Symio y Masmovil).

innosfera

1º Edición de Innosfera

Para la próxima edición trataré de que la after-innosfera, el momento distendido de cañas y picoteo posterior al evento, tenga lugar en Olé Lola, que está a dos pasos y se presta a la conversación y la charla distendida como pocos lugares.

Además hoy tenía lugar un interesante encuentro en la Universidad Politécnica, la 4ª edición de Blogs La Conversación, cita abierta en la que debatir sobre el papel de los blogs en los diferentes ámbitos, y al que finnalmente no he podido asistir debido a múltiples reuniones y compromisos. Como consuelo, he tenido la ocasión de compartir mesa y almuerzo con Pablo Herreos de Goodwill Comunicación y charlar sobre redes sociales, blogs, hostelería y flamenco.

Y como no sólo de eventos y encuentroos vive el hombre, de todo lo que he leído últimamente quiero destacar un interesante artículo sobre la actividad que está realizando Coca Cola en medios sociales. Pese a no considerarme precisamente simpatizante de esta marca, de la que ni siquiera soy consumidor ocasional (al menos de la bebida que da nombre a la marca), he de reconocer que su labor es encomiable, las iniciativas llevadas a cabo muy inteligentes y en general el trato dado a los Social Media, ejemplarizante. Su estrategia recoge a la perfección mi visión de cómo una empresa/marca debe contemplar la web 2.0, no como una mera herrramienta al servicio del marketing, sino como una nueva filosofía empresarial de implementación transversal.

Estas lecturas me animan a seguir con mi labor para Grupo Moby Dick, donde hay mucho y muy interesante por hacer. Por ese motivo, en el próximo post contaré alguna experiencia interesante en relación al uso que estamos haciendo de Social Media por parte de las diferentes salas. Sin resultados tan llamativos o de tanto alcance como los de Coca Cola, pero todo se andará. O en eso estamos.

frentes abiertos

Finalmente el Día D y la Hora H fue el jueves de la semana pasada, cuando por fin pude presentar la Estrategia de Comunicación 2.0 para Grupo Moby. Modestamente creo que la presentación estaba muy bien estructurada: partiendo de una introducción a la web 2.0, pues parte del auditorio no está familiarizado con el tema, datos y estadísticas para ilustrar como las redes sociales y otros recursos 2.0 han entrado en nuestras vidas,  definición y funciones del social media manager en Grupo Moby, y finalmente propuesta detallada de actuaciones en todos los ámbitos y tanto a nivel corporativo como para cada uno de los locales que integran el grupo.

La presentación fue muy bien acogida y la reunión muy participativa. Pudimos ver ejemplos, resolver dudas, plantear propuestas sobre la marcha… Pero lo imp0rtante es el resultado de la reunión, que fue exactamente el que yo quería: convencer a la empresa de la necesidad del puesto de social media manager, de las ventajas y beneficios que ello va a generar para el Grupo y sobre todo de la oportunidad que supone coger la revolución 2.0 por los cuernos desde el punto de vista empresarial.

En la presentación he dado una especial importancia a los blogs, tanto en lo que se refiere al lanzamiento de un blog corporativo, como a la escucha atenta de lo que se cuece en la blogosfera en materia de ocio, noche, copas, gastronomía, eventos, etc. En ese sentido, iniciar vías de actuación que contemplen a los bloggers en tanto que prescriptores o incluso líderes de opinión, se convierte en un objetivo fundamental y prioritario.

Las otras plataformas contempladas en la estrategia son, como es lógico, Facebook, Twitter, Myspace principalmente, sin olvidar Youtube, Flickr o incluso LinkedIn y Xing.

Ahora quedan cabos por atar, como definir un organigrama o un esquema operacional entre mi puesto, marketing, comercial y sobre todo la gerencia de los locales, de modo que mi trabajo sea lo más operativo y eficaz posible. Esto pasa por un interlocutor en cada local, que haría las veces de gestor de social media de ese local, para actualizaciones y entradas rutinarias y “sencillas”.

Por otro lado, la presentación de la estrategia ha coincidido con gran número de frentes abiertos, como es propio de septiembre y de la vuelta al cole que todos padecemos: preparación del VIII Aniversario de Lolita (una de las salas que más atención va a recibir por mi parte), nueva iniciativa para dinamizar los almuerzos de fin de semana en Olé Lola, con flamenco y arroz como protagonistas, ideas para La Noche en Blanco, estrategia de comunicación 2.0  para Lolita (esto ya estaba en marcha antes de presentar la estrategia global), organización de jornadas de puertas abiertas para agencias de eventos y comunicación, etc.

Sin duda septiembre se presenta calentito, con mucho movimiento y con mucho trabajo. Algo que lejos de preocuparme o agobiarme, me motiva e ilusiona como hace tiempo no lo hacía nada. Ver como poco a poco las piezas del rompecabezas van encajando y el escenario laboral se va aclarando, es sin duda motivo de ilusión y de ganas de trabajar. Y hacerlo desde Grupo Moby lo hace aún más intersante, pues se trata de un producto atractivo (ocio y gastronomía), es una empresa con la que tengo un fuerte vínculo emocional que viene de lejos, el trabajo me va a permitir aprender y expermientar cada día, la acogida del trabajo realizado hasta ahora ha sido inmejorable, y lo mejor: están dispuestos a tirarse a la piscina conmigo en este proyecto, lo que supone que cuento con su apoyo y colaboración en todo momento.

Así que para que el tono positivo y optimista de este post tenga un final a la altura, os dejo con este divertido vídeo sobre Facebook que estoy seguro hará pasar un buen rato a todos.

¡Feliz semana!

PS – Aprovecho para felicitar desde aquí a Juan Sánchez de Pasión por el Marketing, porque él también pasa por momentos felices y dulces.

Dignificando las Relaciones Públicas

A veces se dan este tipo de casualidades. Estás pensando en escribir un post sobre un tema en conncreto, cuando de repente en tu Google Reader o vía Twitter (tal es el caso) te topas con un post similar o que tiene que ver con el tema del que pensabas escribir.

Anoche terminé el documento de presentación de la estrategia de comunicación 2.0 para Grupo Moby (documento que una vez presentado subiré a SlideShare por si a alguien le puede servir).

Precisamente en este documento recojo una reflexión que ha ido planeando sobre mi cabeza a medida que lo iba preparando, y es la gran similitud que tiene la labor de Social Media Manager (o Community Manager) con la de Relaciones Públicas, en el sentido amplio y “profesional” del mismo.

Obviamente han cambiado los entornos, las tecnologías, las herramientas, los patrones de comunicación, pero en el fondo, los objetivos que persiguen ambas labores son muy similares: establecer un clima de confianza entre la empresa y sus diferentes públicos mediante la implementación y gestión de canales de comunicación bidireccionales, que contribuyan a facilitar los objetivos empresariales y generen buena reputación.

Visto así, cuando se trate de explicar qué es lo que haces a alguien profano en la materia, decir que eres una especie de Relaciones Públicas online va a ser una buena solución (si no quieres liarte ni meterte en camisa de once varas explicando qué es la web 2.0, la web social, etc.).

Algunas de las funciones más relevantes que recojo como propias del Social Media Manager en el documento que presento mañana son las de dinamizar, detectar oportunidades de negocio, generar conocimiento, dialogar, escuchar, observar… funciones todas ellas que bajo mi punto de vista también son propias del Relaciones Públicas de toda la vida.

En estas reflexiones andaba yo cuando esta mañana me he topado precisamente con un nuevo post en el blog de Roberto Carreras titulado precisamente Los Social Media, una obligación para las Relaciones Públicas. En él, Roberto repasa los cometidos que tradionalmente han tenido los profesionales de las Relaciones Pública (tan injustamente confundidos con meros repartidores de flyers) y cómo hoy en día éstos tienen que valerse de los Social Media para llevar a cabo su trabajo. Pero no porque haya cambiado su cometido, sino porque la aparición de nuevas herramientas, y por ende, de nuevas formas de comunicarse e interrelacionarse, obligan a ello.

Por ese motivo, coincido 100% con él cuando dice que no vale con abrir una página en Facebook y un perfil de Twitter de nuestra empresa o cliente. Se necesita todo el background, experiencia y sentido común que da la profesión para utilizar las nuevas herramientas de la web 2.0 de una manera adecuada y pertinente. Y aún así, mucho de lo que hacemos es ensayo-error.

Todo esto me lleva a una inquietud, creo que compartida de una manera velada por Rafael P. Campoamor en un post del pasado 17 de agosto. Y es que si ya antes de la irrupción de la web 2.0, había mucho intrusismo y falta de profesionalidad en el sector de la comunicación empresarial, con lo fácil que es abrir una cuenta en Twitter o un blog corporativo, cada vez más gente sin experiencia ni formación en comunicación se creerá capacitada para desarrollar labores de Relaciones Públicas de una manera profesional.

Toca, por tanto, seguir rereivindicando y reputando la profesión, que no todos somos cantamañanas ni cancamuseros.

vuelta al tajo y de qué modo

Tras unos días de asueto y relax en Bilbao, disfrutando de las playas, del magnífico tiempo, del surf, de la Semana Grande, de las txosnas, de los amigos… toca volver al tajo. Y de una manera muy intensa.

Además de mis quehaceres habituales y calendarizados relacionados con las ramificaciones 2.0 de mi empresa (fundamentalmente actualización de facebook y vuelta al twitteo),  he terminado el documento de presentación de guías de trabajo para el Dpto Comercial de Grupo Moby de cara a septiembre. Realizado, como era m intención, teniendo muy presente la web 2.0 como generadora de nuevas oportunidades de negocio.

En dicho plan creo que hay ideas muy interesantes y hasta ahora no exploradas que pueden traer un buen rédito comercial a la empresa, como aprovechar la creciente actividad en facebook y el creciente número de fans de las diferentes páginas que gestionamos, para lanzar un canal de eventos destinado a particulares, que ayude a paliar el eventual y probable descenso en los eventos de empresas (debido a esa palabra que me he prometido no mencionar).

También me he reunido con la gente de Lolita, uno de los locales emblemáticos del Grupo Moby, para entre otras cosas reorganizar y potenciar la actividad en Medios Sociales. Otro reto a la vista para ya, pues pronto es el 8º Aniversario de la sala y todo esto debería estar ya en marcha.

Pero también ha habido tiempo para ponerme al día en la lectura de blogs y otras noticias, y después de la sequía de las primeras semanas de agosto, de nuevo vuelve a haber posts interesantes. Aquí algunas de las lecturas de hoy que más han llamado mi atención:

Empiezo por un interesante intercambio de opiniones en el marco del foro Social Media Marketing Spain de LinkedIn, sobre la publicidad en las redes sociales. La aportación desde Chile de Diego Montesano desde su blog Genes me ha parecido muy interesante y llena de tips de gran utilidad, principalmente una presentación en Slideshare proveniente de Chile.

Continúo con el descubrimiento de la web promocional basada en Twitter que ha hecho Toyota para el lanzamiento de su modelo Prius. Todo un alarde de integración del microblogging con el site corporativo tradicional. Al final de la página se puede leer “Powered by Twitter” y por eso no es de extrañar que se llame harmonytweets.

Como se puede ver, la potenciación del sentimiento de comunidad en torrno a la marca, así como la responsabilidad corporativa y el respeto al medio ambiente, son elementos fundamentales de este proyecto.

Sigo con otro interesante post del hiperactivo César Calderón, publicado en su blog Netoratón 3.0 acerca de la nueva generación de herramientas de análisis basados en la web semántica (sentiment analysis) que facilitan la escucha activa, y que sin duda tienen una utilidad enorme y aún insondable en las relaciones entre la administraciones y los ciudadanos (por no hablar de empresas y consumidores). Siempre interesante lo que cuenta César, pero, ¿cuándo duerme?

Y vamos con otro de mis bloggers (y gurú, si se me permite) preferido, y al que se ha echado de menos durante su descanso vacacional, que no es otro que Juan Marketing y su Pasión por el Marketing. Hoy daba a conocer un ranking aparecido en el site engagementd.com de las marcas con mayor presencia en los social media, basándose en dos variables: número de canales o plataformas utilizados e intensidad en el uso (high/low engagement en inglés, que yo traduzco como intensidad pero sería más bien involucración, penetración, enganche… casi mejor que compromiso).

Tanto el ranking como el estudio completo es realmente interesante y nos proporciona una radiografía bastante completa de cómo el mundo de la empresa está utilizando los Social Media y qué casos pueden resultar a todas luces ejemplares o esclarecedores.

El top five lo ocupan Starbucks, Dell, Ebay, Google y Microsoft, interesantes casos para analizar, pero igualmente interesante es la posibilidad que ofrece el site de ver la situación de tu marca/empresa y de compararla con las 100 primeras marcas en lo que a uso de Social Media se refiere.

Para terminar, vía Twitter, y de mano de Roberto Carreras, he descargado un estudio sobre Relaciones Públicas y Social Media y sobre cómo es este perfil profesional el que está liderando la revolución 2.0 y no tanto el Dpto de Marketing, tal y como cabría esperar.

A mí me parece hasta cierto punto lógico, pues entiendo el papel de las Relaciones Públicas en la empresa como el departamento o perfil responsable de la comunicación con todos los públicos de ésta desde un prisma corporativo, a un nivel superior al del Marketing, donde dejamos de hablar de públicos para hablar de consumidores: hay una vertiente más comercial y por tanto más limitada.

Personalmente, mi trabajo como Social Media Manager lo veo también más próximo o vinculado a las Relaciones Públicas, como antiguamente se entendían, sólo que con nuevos medios, nuevas herramientas, nuevos escenarios y nuevos actores. No obstante, también entiendo que es un puesto muy sensible y receptivo a las necesidades y objetivos de marketing y de comercial.

Y vuelvo así al punto de partida: la definición de un plan comercial marcado por la web 2.0. Y con esto y un bizcocho, felices sueños a todos.

¿de qué vive Twitter? otra reflexión dominguera

Precisamente esto mismo me he preguntado varias veces en las últimas semanas, cuando hoy en la lectura piscinera y dominguera de El País, leo en la parte de Negocios un artículo que dibujaba un futuro bastante negro para Twitter. Venía a decir en resumidas cuentas que no sirve para nada y que además no tiene un modelo de negocio solvente. Así que tiene los días contados. Esto me ha llevado a buscar información sobre el modelo de negocio de la empresa y la verdad es que es una inquietud compartida y extendida en la blogosfera, a juzgar por la cantidad de entradas que esta pregunta concita.

Uno de los posts más interesantes me ha parecido el de Territorio Creativo, en el que ante esa misma pregunta, se explica que los propios creadores han descartado incluir mensajes publicitarios y que esperan que los ingresos lleguen por la vía de servicios adicionales para empresas, como analíticas de tráfico, o bien por la vía de compartir los ingresos generados por el tráfico de SMS.

En cualquier caso sigo recopilando e investigando casos exitosos de uso de Twitter que me sirvan para mi Plan de Comunicación 2.0 de Grupo Moby, que me gustaría tener listo para principios de septiembre.

Hoy sin embargo me he dedicado más a Facebook (vuelvo a insistir, so pena de que la comunidad twittera me vapulée, en que hoy por hoy Facebook me resulta mucho más interesante y con más posibilidades, al menos en el plano laboral), y he visto páginas interesantes como las de Adidas, Pizza Hot o Best Buy, que hacen un uso de Facebook muy creativo.

La posibilidad de desarrollar aplicaciones para tu propia página es inagotable, basta dar con un buen desarrollador que controle el lenguaje de Facebook, y blogs como Inside Facebook (que hoy he descubierto que también existe en castellano) ofrecen valiosos tips y ejemplos para desarrollar e implementar una buena estrategia de marketing a través de Facebook.inside facebook

Al igual que en el caso de Twitter, también voy recopilando y archivando todo aquello que veo en Facebook y que resuulta interesante y relevante para mi actividad: tests, cupones descuento, encuestas, simuladores, mini-webs incorporadas como una tab más, buscadores, etc.

Los caminos de Facebook son tan insondables como los de Twitter y hay mucho aún por ver, mucho por crear, mucho por desarrollar, mucho por imitar y mucho también por descartar, pues no es oro todo lo que reluce ni mucho menos.

Lo cierto es que hoy por hoy asistimos al auge de la web 2.0 y no hay que quedarse atrás ni aun siendo una pequeña empresa (esto me recuerda que tengo aún pendiente la consultoría 2.0 para Deportes Match Point). Es difícil saber si las redes sociales eclosionarán y perderán relevancia poco a poco, o si han llegado para quedarse y esto no ha hecho más que empezar, pero lo que tengo claro es que su expansión ha creado un profundo cambio en las relaciones, no sólo interpersonales sino, y quizás esto es más interesante, en las  relaciones entre empresas (o instituciones) o consumidores (¿o deberíamos decir ya directamente prosumidores?).

En ese sentido ya hay muchas teorías sobre la evolución de la web 2.0 hacia la web 3.0, definida muy gráficamente hace poco como la web del “yo” (en contraposición a la web del “ellos” o 1.0, y a la de “nosotros” o 2.0. El rápido desarrollo de los widgets o las cada vez mayores posibilidades de customización de muchos sitios web son claros ejemplos de esta futura web hecha por y para cada uno de nosotros.

Qué duda cabe de que esto llevará también a una comunicación 3.0, pero esto ya es otra reflexión que no procede aquí y ahora, que ya es muy tarde y hay una dura semana por delante.

seguimos mirando al pajarito

En los últimos días he intensificado la búsqueda de ejemplos y recursos de Twitter que me permitan mejorar la presencia de mi empresa y mis marcas en la web 2.0.

Por un lado, ya llevo un tiempo utilizando Twitpic para subir fotos y también Splitweet, una herramienta que permite utilizar múltiples cuentas de Twitter al mismo tiempo sin tener que entrar y salir continuamente. Algo que me ha resultado muy útil y lo será aún más si finalmente abro más cuentas, tal y como preveo.

Por otro lado, también es interesante y he leído el manual Twitter 101, que arroja luz sobre el uso corporativo de esta red, y que tiene varios casos prácticos muy interesantes. Quizás he echado en falta que diese más tips sobre cómo captar followers que estén realmente  interesados en tu marca.

twitter101

Yo sigo con el rastreo de Twitter a partir de ciertos términos como “bar centro Madrid”, “tapas Madrid”, “restaurante centro Madrid”, etc, más por supuesto el rastro de los nombres de mis marcas, que me permite contactar con gente interesada en un momento puntual en los servicios que ofrezco, pero que no tiene por qué ser cliente potencial. Queda el consuelo de estar creando reputación si ese twittero resulta no ser target.

Como ahora mismo me encuentro en plena fase de desarrollo de la estrategia de comunicación 2.0 del grupo, en sucesivos post iré contando cómo enfoco el uso de Twitter y sobre todo qué acciones emprenderé para captar followers.

Precisamente la noticia 2.0 del día es la compra de FriendFeed por parte de Facebook, operación que parece se ha gestado tras el frustrado intento de compra de Twitter. Todo parece indicar que Facebook trata de Twittearse para competir con esta red tan en auge y que hoy por hoy parece que tiene un horizonte mucho más halagüeño que Facebook.  Sobre todo en lo que se refiere a usos que exceden lo meramente personal: empresarial, educativo, político, promocional…

Enrique Dans, gran twittero y bloguero, como es propio en él, cuenta muy bien los términos de esta operación en su blog.

Aprovecho para hacerme eco de la primera novela escrita y publicada íntegramente en Twitter: The French Revolution, de Matt Stewart. Por el momento no tengo ninguna intención de leerla, en ese sentido sigo siendo de los que disfrutan con el libro en la piscina, en el tren, en el sofá… y hoy por hoy no creo que leer una novela de 140 en 140 caracteres pueda tener ningún atractivo. No obstante, interesante iniciativa marketiniana.

El pajarito sigue omnipresente en nuestras vidas.