Archivo de la etiqueta: myspace

Manifiesto 2ª Parte y… sí, por fin blanca Navidad

Parece que poco a poco los ánimos de la red se han ido calmando frente a lo que para muchos había sido poco menos que el mayor atentado contra la libertad de expresión cometido nunca. Y sí estoy hablando de la que en mi opinión desmedida respuesta de la llamada “red” a una malograda propuesta de Ley de Economía Sostenible. El famosos Manifiesto.

En mi post anterior ya expliqué porque esta respuesta me parecía desmedida y no me voy a repetir. Pero sin embargo, desde aquellos días de revuelta twittera, no he podido dejar de pensar en las implicaciones económicas, sociales y culturales que el libre acceso a contenidos en la red están provocando.

Sin ir más lejos, hace un par de semanas tomando café con unos familiares comenté que había quedado para ir al cine. Una prima de veintipocos años me miró soprendida y me preguntó que cómo no me bajaba las películas de internet.

Le contesté que por la misma razón que no ento a El Corte Inglés a robar un libro que me quiero leer. Como quiera que que esto me lo espetaba delante de sus padres, dos personas con mucha formación, muy instruidas y hasta diría que con un  punto intelectual, le pregunté si se jactaría también delante de sus padres de robar en unos grandes almacenes, a lo cual respondió que no, que no era lo mismo.

¿Y por qué no es lo mismo? ¿Acaso un disco o una película no es el fruto del trabajo de muchas personas que generalmente se han dejado los cuernos y buena dosis de talento y creatividad en ello a cambio de una remunaración que ahora no llega?

No voy a entrar en el caduco sistema de gestión de los Derechos de Autor de la SGAE, ni en el alto coste de los discos en España, que son argumentos que siempre salen a la luz en estos casos. Yo quiero hacer una llamada sobre los peligros que entraña la cultura de la gratuidad que impera y sobre todo sobre los peligros de estar dando a luz a una generación de jóvenes para quienes el cine o la música son bienes por los que no hay que pagar, que no tienen un coste. Esto en mi opinión, y en el corto plazo, sólo puede ir contra la calidad de las producciones, y de hecho se empieza a constatar.

Así que menos escandalizarse por anteproyectos de ley, menos alarmas de cierres de blog que nunca se han producido, menos pensar que la red y el 2.0 es el centro del universo, menos forjar la dañina idea de que los creadores son poco menos que enemigos avaros y egoístas, y más aportar ideas para establecer una remuneración del trabajo intelectual acorde con los tiempos que corren y que sea justa para todos.

Por lo demás, hoy nos hemos levantado con un hermoso manto de nieve que es el mejor modo de recibir al invierno y dar el pistoletazo de salida a la Navidad (que para mí siempre ha empezado con el sorteo de El Gordo).

Las pasadas semanas han sido intensas en cuanto a eventos navideños de empresa, y la intensa actividad propia de estas fechas se está saldando con llenos absolutos en todos los locales de Grupo Moby Dick.

Y mi necesaria implicación en el Dpto Comercial en estos días de tanto ajetreo: supervisión de eventos, presupuestos, contratos, etc., ha sido inversamente proporcional a la actividad 2.0 desplegada, que se ha visto un poco mermada y desatendida por los requerimientos propios de estas fechas. Así que comienzo esta semana con la intención de ir actualizando blogs de empresa, supervisar y actualizar los diferentes myspace, facebooks, linkedins, seguir alimentando el canal de youtube, ponerme manos a la obra con Flickr corporativo… En definitiva, seguir trabajando en la estrategia 2.0 de mi empresa y continuar perfilando la identidad digital del Grupo y de cada uno de los locales que lo integran.

La Navidad será buen momento para ello.

¡¡Feliz Navidad y Felices Fiestas  a todos!!

blogs: el quinto poder

Recientemente leía en El País una noticia un tanto inquietante en la sección de Internet. Bajo el titular “Coto a la publicidad en los blogs” el artículo se hacía eco de la iniciativa de la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos por la que se obligará a los blogueros a declarar los regalos o pagos en efectivo que reciban por parte de empresas y anunciantes, de modo que pueda considerarse un patrocinio.

No cabe duda de que en los últimos años la influencia de la blogosfera ha crecido de manera exponencial en prácticamente todos los ámbitos de la vida. El número de personas que recurre a blogs para obtener información sobre un destino turístico, un hotel, un producto, un servicio, un proveedor, un candidato político, un experto en finanzas… es cada vez mayor.

Así mismo, el número de blogs crece día a día, habiéndose convertido en un recurso web muy accesible y al alcance de todo el mundo. Las temáticas son tan diversas como los propios intereses humanos, y su alcance se ve multiplicado con un cada vez mayor difusión a través de plataformas como Facebook o Twitter.
reasons-why-blog-606x358

Tendemos a conceder mayor credibilidad a otra persona como nosotros, a un igual, a un  individuo corriente que comparte sus experiencias y que nos aconseja en base a éstas, que a un medio de comunicación sobre el que siempre va a recaer la sospecha de un interés comercial oculto. Y precisamente la blogosfera ha facilitado hasta límites insospechables ese acceso a todo tipo de información de primera mano de gente como nosotros.

Eso lo saben bien las empresas. Yo mismo he contado aquí en alguna ocasión como considero la blogosfera como uno de los ámbitos de actuación primordial en la estrategia 2.0 de Grupo Moby, no sólo el rastreo de ésta sino también el contacto continuado con blogueros influyentes en nuestro ámbito de actividad.

Ejemplos de bloguers que han llegado a convertirse en prescriptores de influencia inusitada, superior a la de cualquier medio de comunicación hay muchos. Quizás el más famoso y polémico es Perez Hilton, la estrella del gossiping bloguero, cuyas mordaces y deslenguadas opiniones sobre un disco o sobre una película puede echar por tierra y hacer que fracasen en cuestión de minutos determinados lanzamientos. O todo lo contrario. Por ello las discográficas se apresuran en presentarle en exclusiva sus lanzamientos y es ya un habitual de la alfombra roja en toda gala que se precie – Emmys, Grammys, MTV Awards…., recibiendo el tratamiento de auténtica celebrity en toda regla.

Como es lógico, cuando estos blogueros alcanzan determinada proyección se convierten en líderes de opinión relevantes y por tanto en bocado suculento para anunciantes. Y empiezan a recibir invitaciones para que escriban sobre sus productos, a cambio de contrapartidas, como puede ser la primicia y regalo del producto en sí mismo, pero también en ocasiones puede haber retribuciones dinerarias.

Y entiendo que es aquí donde empieza la preocupación de la Comisión Federal de Comercio, preocupación que bajo mi punto de vista debería ser la misma que la que deberían mostrar por las menciones que desde tiempo inmemoriable han venido haciendo los medios de comunicación de cualquier producto o servicio. Cuando leemos una crítica de un disco en el EP3, o cuando escuchamos una notica en la radio sobre el lanzamiento de un libro o sobre el estreno de una película… ¿no hay acaso una también detrás una maquinaria de relaciones públicas y de gabinete de medios para conseguir que dichos medios se hagan eco de nuestro producto? ¿y no hay muchas veces una contraprestación evidente como el regalo del propio producto y tantas veces, intercambios publicitarios? De todos es sabido que en un editorial de moda de una revista, difícilmente va a aparecer un producto de una marca que no sea a la vez anunciante de esa revista. Esto ha funcionado así desde que el mundo es mundo.
Por eso en mi opinión, el tratamiento o eventual legislación que se aplique a la blogosfera no debería diferir del que se aplique a los medios de comunicación. Es más, creo que además cualquier tipo de injerencia administrativa está abocada al fracasso, pues las formas de evadirla serán tantas que difícilmente se podrá comprobar la presunta relación entre un anunciante interesado y un bloguero.

Además, al final lo que prevalecerá es el propio contenido de ese blog, y difícilmente se convertirá en referencia un blog en el que los intereses comerciales sean muy evidentes y transmita poca objetividad (al menos en lo que a fuente de información y consulta se refiere).

Por otro lado, el blog me resulta muy interesante como arma al alcance del ciudadano para protestar, y en este sentid, son cada vez más frecuentes los blogs de denuncia social y ciudadana. Debido a mi cruzada Ciudadano Apestado, especialmente interesantes me resultan los que tienen como objeto la denuncia del deterioro medioambiental y de la situación de suciedad de  nuestras calles.

Ya en su día comenté aquí la repercusión del blog de la plataforma Lavapiés no Pasa, que fue el vehículo que aglutinó todas las iniciativas vecinales. Hace poco conocía otro fotoblog de denuncia de la suciedad que se acumula en torno a los contenedores de la calle Ave María en Lavapiés: Tengo una basurada.

Me gustaría saber qué atención prestan las administraciones a este creciente fenómeno de denuncia, si es que prestan alguno, que verdaderamente lo dudo. En pleno auge del Open Government, la voz del ciudadano debería ser cada vez más relevante en la toma de decisiones, y  hoy en día se dan las herramientas y canales propicios para que esto ocurra: no sólo a través de blogs, sino también de redes sociales de todo tipo en las que cada vez es más frecuente encontrar grupos orquestados en torno a un causa de tipo reivindicativa. De esto hablaba precisamente el último post de Ion Antolín en su blog, haciendo precisamente referencia a Ciudadano Apestado.

Así que por concluir, seguiremos hablando de la blogosfera mucho mucho tiempo.

Acabo este post con música, pues anoche tuvo lugar una Sesión Myspace en la sala Ochoymedio (curiosamente sala que dio nombre al primer blog que tuve) a cargo del grupo porteño Miranda. No voy a entrar en crítica musical sobre el concierto en sí, pero sí hablaré de lo poco atinado de la mecánica para acceder a la sesión.

Las Sesiones Myspace son gratuitas y el único requisito para entrar es agregar a Sesiones Myspace como amigo en tu perfil de Myspace e imprimir el perfil para poder acreditarlo en la puerta de la sala. No deja de sorprenderme que una de las empresas más representativas del universo 2.0, siga recurriendo a un método tan rudimentario y poco eficaz a la vista de los múltiples problemas que surgieron a la puerta: no se veía el nombre del usuario en la impresión, según la configuración de la impresora aparecía o no el nombre de Sesiones Myspace… y a esto hay que añadir que se exigía un DNI, algo que no se había avisado con anterioridad. Conclusión: mucha gente (yo incluido) acabamos en el locutorio de turno volvieno a imprimir nuestro perfil para poder acceder a la sala.

Es lógico que puesto que el concierto es gratis, Myspace solicite estar en el Top Friends de los invitados, pero creo que hoy hay muchas posibilidades más efectivas y por supuesto más ecológicas de controlar el acceso: sms, por ejemplo.

Si a esto le sumo que esta semana he estado dando de alta el peril de Areia Chill Out en Myspace, con muchos problemas desde el mismo registro al diseño y sobre todo a la carga de música, digamos que no ha sido ésta precisamente mi semana Myspace.

Y sin embargo ver a Miranda en directo ha merecido la pena y no me queda otro remedio que dar las gracias a Myspace por la iniciativa y dejaros con el vídeo de su temazo “Mentía“.

¡Feliz fin de semana!

frentes abiertos

Finalmente el Día D y la Hora H fue el jueves de la semana pasada, cuando por fin pude presentar la Estrategia de Comunicación 2.0 para Grupo Moby. Modestamente creo que la presentación estaba muy bien estructurada: partiendo de una introducción a la web 2.0, pues parte del auditorio no está familiarizado con el tema, datos y estadísticas para ilustrar como las redes sociales y otros recursos 2.0 han entrado en nuestras vidas,  definición y funciones del social media manager en Grupo Moby, y finalmente propuesta detallada de actuaciones en todos los ámbitos y tanto a nivel corporativo como para cada uno de los locales que integran el grupo.

La presentación fue muy bien acogida y la reunión muy participativa. Pudimos ver ejemplos, resolver dudas, plantear propuestas sobre la marcha… Pero lo imp0rtante es el resultado de la reunión, que fue exactamente el que yo quería: convencer a la empresa de la necesidad del puesto de social media manager, de las ventajas y beneficios que ello va a generar para el Grupo y sobre todo de la oportunidad que supone coger la revolución 2.0 por los cuernos desde el punto de vista empresarial.

En la presentación he dado una especial importancia a los blogs, tanto en lo que se refiere al lanzamiento de un blog corporativo, como a la escucha atenta de lo que se cuece en la blogosfera en materia de ocio, noche, copas, gastronomía, eventos, etc. En ese sentido, iniciar vías de actuación que contemplen a los bloggers en tanto que prescriptores o incluso líderes de opinión, se convierte en un objetivo fundamental y prioritario.

Las otras plataformas contempladas en la estrategia son, como es lógico, Facebook, Twitter, Myspace principalmente, sin olvidar Youtube, Flickr o incluso LinkedIn y Xing.

Ahora quedan cabos por atar, como definir un organigrama o un esquema operacional entre mi puesto, marketing, comercial y sobre todo la gerencia de los locales, de modo que mi trabajo sea lo más operativo y eficaz posible. Esto pasa por un interlocutor en cada local, que haría las veces de gestor de social media de ese local, para actualizaciones y entradas rutinarias y “sencillas”.

Por otro lado, la presentación de la estrategia ha coincidido con gran número de frentes abiertos, como es propio de septiembre y de la vuelta al cole que todos padecemos: preparación del VIII Aniversario de Lolita (una de las salas que más atención va a recibir por mi parte), nueva iniciativa para dinamizar los almuerzos de fin de semana en Olé Lola, con flamenco y arroz como protagonistas, ideas para La Noche en Blanco, estrategia de comunicación 2.0  para Lolita (esto ya estaba en marcha antes de presentar la estrategia global), organización de jornadas de puertas abiertas para agencias de eventos y comunicación, etc.

Sin duda septiembre se presenta calentito, con mucho movimiento y con mucho trabajo. Algo que lejos de preocuparme o agobiarme, me motiva e ilusiona como hace tiempo no lo hacía nada. Ver como poco a poco las piezas del rompecabezas van encajando y el escenario laboral se va aclarando, es sin duda motivo de ilusión y de ganas de trabajar. Y hacerlo desde Grupo Moby lo hace aún más intersante, pues se trata de un producto atractivo (ocio y gastronomía), es una empresa con la que tengo un fuerte vínculo emocional que viene de lejos, el trabajo me va a permitir aprender y expermientar cada día, la acogida del trabajo realizado hasta ahora ha sido inmejorable, y lo mejor: están dispuestos a tirarse a la piscina conmigo en este proyecto, lo que supone que cuento con su apoyo y colaboración en todo momento.

Así que para que el tono positivo y optimista de este post tenga un final a la altura, os dejo con este divertido vídeo sobre Facebook que estoy seguro hará pasar un buen rato a todos.

¡Feliz semana!

PS – Aprovecho para felicitar desde aquí a Juan Sánchez de Pasión por el Marketing, porque él también pasa por momentos felices y dulces.

fiesta heineken en el matadero

Anoche tuve la suerte de ser invitado a una fiesta organizada por Heineken en el Matadero de Arganzuela para presentar su cerveza extra-fría (extra cold beer). Tanto por trabajo como por otras circunstancias he acudido a unos cuantos eventos en mi vida. De todo tipo y condición, en toda clase de recintos y épocas del año, tanto comerciales como institucionales. Y sobre el evento de ayer, sólo puedo decir que fue, bajo mi punto de vista, un rotundo éxito en todos los sentidos.

El recinto: me encanta el Matadero, desde siempre, es un espacio enorme, polivalente y con un potencial inagotable. La estética post-industrial, un tanto fría, permite sin embargo muchas posibilidades a la hora de atrezzar y decorar el espacio. Está bastante céntrico y bien comunicado. Además tiene tanto zona al aire libre como indoor (se utilizaron ambas zonas).

La organización: en todo momento se tenía la impresión de que todo funcionaba sobre ruedas, sin improvisaciones, sin chapuzas de última hora, algo que suele ser muy frecuente en estos eventos.

El concepto: la fiesta servía para dar a conocer la, según Heineken, cerveza más fría del planeta, y por ello todo el personal (azafatas, gogos, personal de organización) vestían blanco polar. Además se instalaron en el patio dos igloos, uno para la DJ que amenizó la zona de terraza y otro muy grande que sirvió de vestíbulo para la atracción principal del evento: un bar de hielo, a unos -9 º al que se pasaba en grupos de unas 8 personas y donde se degustaba una cerveza. Para ello había que entrar con plumas y gorro de explorador de la Antártida, muy futurista e interesante.

La decoración: ya he mencionado el tema de los igloos. Además se había instalado una zona chill out muy agradable, todo de un blanco inmaculado, con mesas y butacas bajas. En la zona interior, que es la cafetería que hay antes del teatro, no habían hecho nada especial, pues ya de por sí el espacio es muy atractivo sin necesidad de hacer nada. Había bastante presencia de marca sin caer en horteradas ni saturar.

El catering: un gran acierto, de la empresa Bokado. Un sinfín de platos diferentes y bastante creativos, servidos por camareros y camareras simpatiquísimos y sin codazos ni empujones para disputarse un canapé, como pasa en muchos eventos. Me llamó la atención especialmente el surtido de miniensaladas, la mousse de Nocilla, el bacalao con ajoarriero, lasa minitortillas de patata (preparadas en el acto y a la vista en minisartenes), las minihamburguesas de pavo, etc. También te ofrecían nitro-cócteles, que eran una especie de sorbetes hecho con nitrógeno líquido muy frío. Todo un experimento. Y por descontado, como no podía ser de otro modo, cerveza a troche y moche, tanto de grifo como en botella, muy fría y bien servida. Yo, que soy muy fan de la cerveza fría, no podía ser más feliz.

El público: otro gran acierto, pues consiguieron un público bastante heterogéneo, en el que estaban perfectamente mezclados chicos y chicas supermodernos y supertendencia, con chicos y chicas muy guapos, pero más pijillos. Según me contaron, los organizadores recorrieron una serie de locales de la noche madrileña y fueron seleccionando e invitando a aquellos que les parecían que podían aportar imagen y look al evento. Y lo hicieron muy bien. De hecho pese a ser una fiesta dirigida principalmente a hostelería, no estaba muy presente el target comercial.

Celebrities: éste quizá fue un punto flojo, pues habían instalado un enorme photocall a la entrada, pero en realidad no vi muchas caras conocidas, un par de actores jóvenes como Eloy Azorín y poco más.

Azafatas/Gogos: muy guapas, muy simpáticas, muy resolutivas en la gestión de las visitas al bar dy hielo, muy bien vestidas y peinadas y con mucha imagen.

Música: otro punto fuerte de la noche. Una DJ amenizó la zona chill.out con música house comercial irreprochable, y dentro, como gran estrella invitada, Felix Da Housecat, un mega-DJ que cobra sólo en honorarios 5.000 €/hora. Un dineral que no parece tanto cuando le ves en acción, pues el musicón que pinchó hizo bailar a todo el mundo sin parar hasta que el evento concluyó sobre las 02:00 AM, pese a que todo el mundo en la sala le pedía que siguiera pinchando. Impresionante.

Felix Da Housecat en plena acción

Felix Da Housecat en plena acción

Repercusión: pues eso es lo que tenemos que ver ahora, qué repercusión va a obtener un evento tan bien organizado y ejecutado. De momento sé que la sesión de Felix Da Housecat fue retransmitida en directo en myspace. (no íbamos a irnos sin el toque2.0).
En definitiva, un sobresaliente para Heineken y para la agencia de eventos ( no he conseguido aún saber qué agencia lo organizó) por haber conseguido un festón un día tan complicado como un lunes, con una gestión óptima de la imagen de marca y, estoy convenido, un buen rédito comercial.