debates en linkedin y cenas llenas de ideas

Vaya semanita, ¡Y nos la queríamos perder! Ha habido de todo, tanto que desde el lunes estoy intentando sacar quince minutos para actualizar el blog con diversos temas que me apetecía comentar, pero al final me veo como otras veces, aprovechando las últimas horas del domingo para dar salida a los hitos y reflexiones semanales.

Procuraré no extenderme demasiado y empezaré por el lunes, pues recién llegado de Berlín me fui de inmediato a Olé Lola a hacer de anfitrión de una cena muy especial. La asociación Las Ideas había elegido el local para celebrar una distendida cena que contó con una veintena de los integrantes de esta asociación, en la que figuran personalidades tan señaladas como Eduardo Punset, David Cierco o Joaquín Leguina.

lasideas

A la cena además asistieron algunos amigos y conocidos como César Calderón o Rosa Jiménez, de cuyos blogs y twitteos son seguidor, y otras personas a las que conocí durante el curso de Web 2.0 en la UCJC, como la senadora Fátima Ramírez o la periodista de RTVE Marta Pastor.

Vaya por delante que a tenor del contenido de los blogs de los integrantes de Las Ideas, me siento bastante próximo a sus principios y opiniones, sobre todo me identifico mucho con la visión progresista de la realidad, pues no vamos a negar que Las Ideas tiene un tinte izquierdista más o menos explícito según los casos y que es lógico y evidente si analizamos quiénes son los integrantes de la asociación, algunos incluso con cargos en el gobierno como David Cierco. Pero no falta tampoco el espíritu crítico ni el afán de proponer soluciones y dar respuestas.

Por todos estos motivos me siento orgulloso y contento de que hayan elegido uno de los locales de Grupo Moby Dick para este encuentro, que espero se repita más veces.

Otro hito de la semana ha sido el empuje que ha tomado Ciudadano Apestado, mi grupo de protesta contra la suciedad en el centro de Madrid, a raíz de una entrevista que me han realizado para el periódico online local Somos Malasaña. Parece ser que les llegó la noticia de este grupo a través de ACIBU, la asociación de vecinos de la zona de Universidad, con quien contacté hace unas semanas, y dado que el tema de la limpieza es recurrente en la redacción de este joven soporte (por petición de los propios lectores), decidieron ponerse en contacto conmigo para departir sobre tema y que así sus páginas sirvieran de trampolín para la protesta. Protesta que estoy dispuesto a llevar hasta las últimas consecuencias, pues estoy convencido de que el Ayuntamiento sólo saldrá de su ensimismamiento olímpico cuando la protesta se generalice, se amplíe, llegue a medios más masivos y acabe dañando la imagen del Ayuntamiento. Desgraciadamente creo que es lo único que les puede hacer reaccionar: la imagen.

Fotografía que ilustró el artículo en Somos Malasaña

Fotografía que ilustró el artículo en Somos Malasaña

Por el momento preparo una serie fotográfica de Papeleras Repletas y otra de Contenedores Desbordados, que estará próximamente en Facebook. Así que doy las gracias a Somos Malasaña por hacerse eco. Además es un medio de comunicación que sin ánimo de peloteo recomiendo y que está muy bien hecho, muy útil y muy interesante.

Otro tema que me ha tenido bastante entretenido esta semana ha sido un interesante debate iniciado en Linkedin por el siempre brillante y agudo Juan Sánchez, y que llevaba por título ¿Tendría que ver la Publicidad actual más con Publicity o Advertising?

El debate, por resumir, se ha centrado en si hoy en día es más efectivo invertir en Publicity (entendida como RRPP) o en Publicidad, dado el profundo cambio que estamos viviendo en el modelo de consumo de medios y de acceso y compartición de la información. En este sentido, Juan defiende que dado que hoy en día lo interesante es hacer que tu producto (o marca) se convierta en noticia, es más inteligente hacerlo con Publicity, pues la Publicidad como la hemos entendido hasta ahora, se muestra cada vez menos efectiva y menos rentable.

Me parece un interesante debate, si bien no estoy del todo de acuerdo con Juan. En mi opinión, depende mucho de qué producto/marca/campaña estemos hablando, de qué objetivos de marketing y comunicación persigamos, de cuál sea nuestro target…

No dudo, y hay sobrados casos conocidos, que en ocasiones el éxito, alcance y notoriedad de una campaña puede venir más por su capacidad de haberse convertido en hecho noticioso, y que por tanto aparece en los medios sin necesidad de compra de espacios (el famoso Amo a Laura, ejemplo de viralidad y sobre todo de rentabilidad de la inversión), pero también es cierto que muchas veces las concesiones que hacen los medios son siempre en virtud de un eventual acuerdo para la compra de espacios, y también es cierto que en los últimos años han sido tantos los anunciantes que han tratado de tener su particular Amo a Laura, que los medios ya se saben la historia y filtran mucho más las iniciativas publicitarias dignas de convertirse en noticia.

En cualquier caso, tal y como planteaba yo en el debate abierto en Linkedin, si bien Publicidad y RRPP pueden compartir en ocasiones unos mismos objetivos, o incluso ser alternativas a un mismo briefing, en términos generales los objetivos que persiguen una y otra son de diferente alcance, estando los de la Publicidad muy vinculados al marketing y más relacionados con la reputación y la identidad e imagen de marca los de las Relaciones Públicas.

Por tanto, mi opinión es que todo depende de los objetivos que determinemos para una determinada acción o campaña, y desde luego, la eficacia vendrá dada por los resultados que se obtengan y en último caso por el ROI. ¿Es per se ineficaz una inversión de 3 millones de euros en una campaña publicitaria? Pues si consigo eliminar un stock y generar un retaorno de la inversión de 9 millones de euros, evidentemente no. Si consigo que mi marca alcance un objetivo de notoriedad del 90% y se posicione como la marca líder de su sector, pues probablemente tampoco. ¿Podría haberlo conseguido con Publicity y una inversión mucho menor? Pues probablemente no.

Pero si mi objetivo era por ejemplo dar a conocer mi marca o producto entre un segmento muy determinado de población, pues probablemente habré desperdiciado muchos impactos y casi total seguridad una buena campaña de RRPP podría haber logrado llegar a ese nicho con una inversión menor.

En definitiva, creo que sea cual sea el caso, es del todo necesario establecer un mix de comunicación desde una perspectiva integradora (sí, ese 360º tan de moda desde hace unos años, pero tan necesario), que analice profundamente el mercado, el target y el resto de variables, y optimice la inversión en pro de los objetivos establecidos. Si es necesario con Publicidad, con Publicidad. Si conviene más con RRPP, con RRPP. Y seguramente, en casi todos los casos, con las dos.

Y ese debate me ha llevado a pensar en el papel que la comunicación 2.0 juega en todo esto, y en cómo debemos interpretarla y acometerla. ¿Es otra herramienta más del marketing, como puede ser el marketing directo o los eventos? ¿Es un tipo de publicidad online? Y yendo más allá, ¿es necesaria en toda estrategia de comunicación? Hoy en día parece que así es, no hay lanzamiento de campaña que no cuente con su reflejo en la web 2.0. Parece que si el spot no está en Youtube, o la promoción no se vehicula a través de Facebook, no va a ser una campaña de éxito.

Creo que aún queda mucho camino por recorrer y que el auge que en estos días vive la web 2.0 hace que sea difícil contestar a estas preguntas con la perspectiva y distanciamiento necesarios.

Mi opinión, a día de hoy, es que la comunicación 2.0 en el ámbito empresarial, trasciende su papel de herramienta al servicio del marketing, su alcance es superior. La web 2.0 se está revelando como una magnífica vía de comunicación e información entre una empresa y sus diferentes públicos, y en este sentido, su utilidad encuentra su máxima expresión desde las Relaciones Públicas.

No en vano, cuando delimité las responsabilidades que mi puesto de Responsable de Social Media conllevaba, enseguida reparé en el casi total solapamiento con el puesto de Relaciones Públicas entendido en el más amplio y académico de los modos. ¿Acaso no son propios e inherentes a este cargo cometidos como:

– Dialogar
– Escuchar
– Establecer relaciones
– Reputar
– Observar
– Dinamizar

– etc…?

Son funciones o puestos similares, en gran medida coincidentes, solo que ahora los escenarios han cambiado y los modos de interrelación persona-persona y persona-empresa están cambiando profundamente.

Con ello no quiero decir que Facebook, o Twitter no puedan ser valiosas plataformas para implementar una acción comercial o para desarrollar una campaña publicitaria, claro que lo son y cada día tenemos buenos ejemplos de ello. Pero el error estaría en no explotar todo su alcance y quedarse sólo en una concepción de la comunicación 2.0 como una herramienta más al alcance del marketing.

Además, en el entorno 2.0 tiene unos peculiares lenguajes, reglas y códigos que hay que entender y respetar para no causar rechazo, y precisamente en este punto es donde en mi opinión, radica el éxito de las estrategias y acciones comerciales que se canalicen a través de redes sociales y otros recursos 2.0.

En su día, en los albores de la web 1.0, ya se cometieron numerosos errores al traducir directamente la comunicación offline a la web, sin entender que estábamos en un entorno diverso que requería de mayor brevedad, inmediatez, dinamismo… que no valía con hacer un banner a partir de una gráfica para revistas (que es lo que se hacía la mayor parte de las veces y aún se hace), que lo que funciona en TV no tiene por qué funcionar en Internet, que la web requiere de un trato diferencial porque el consumo es diferente…

Pues ahora estamos en el punto de la web 2.0 en que el éxito lo alcanzarán antes quienes antes entiendan el nuevo modelo que rige este entorno.

Para acabar El País Semanal se rinde homenaje así mismo con un reportaje en el que aparecen muchas celebridades patrias, y propone a los lectores que se hagan su propia portada y después la compartan vía Facebook, Twitter o email. A juzgar por lo que estoy tardando en hacer la mía propia, que os  dejo aquí para terminar este post.

Ciudadano Apestado portada de El País Semanal

Ciudadano Apestado portada de El País Semanal

¡¡Feliz semana a todos!!

PS – Me acaban de anular una importante y deseada reunión que tenía mañana con los gerentes de cada uno de los locales que conforman Grupo Moby Dick. Me resulta especialmente interesante empezar a trabajar mano a mano con ellos, pues si la implementación de las líneas estratégicas de la comunicación 2.0 las he de consensuar con Marketing y Comercial, la puesta en marcha de acciones tácticas dependen de ellos. Habrá que esperar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s