De vuelta por estos lares…

Lo sé, lo sé! He estado desaparecido un tiempo y este blog se había quedado un tanto desangelado, pero he tenido un problema de contraseñas que ha tardado más de lo debido en resolverse. Pero por fin, con tesón y ahínco he conseguido que wordpress me restituyera las claves para poder acceder y me vean de nuevo como el alma de todo esto.

Por esa parte muy bien. Por otra, llevo tanto tiempo sin actualizar que no sé por dónde debería empezar, pero para no aburrir seré breve y diré que en lo profesional 2010 ha sido un año muy fructífero, si bien no cabe duda de que en el sector las cosas están muy muy complicadas y el negocio no atraviesa sus mejores momentos.

Digo que ha sido fructífero porque en abril fui nombrado Director de Comunicación del Grupo Moby Dick, con lo que mis competencias se vieron ampliadas y reforzadas, pasando a coordinar toda la estrategia de comunicación corporativa y de cada uno de los locales. Esto es: planificar, desarrollar, implementar y evaluar la estrategia de comunicación en todos los ámbitos: publicidad, web, e-mail marketing, comunicación 2.0, etc. Así mismo soy responsable de las relaciones con los medios, y de las relaciones institucionales con asociaciones (La Noche en Vivo, Noche Madrid…) y con la administración (Ayuntamiento, Comunidad…). Y sigo siendo portavoz y cara visible ante medios de comunicación en entrevistas y reportajes (numerosas apariciones en TVE, Telemadrid, La Sexta, Antena 3, Tele5…).
Y aunque esto supone una gran carga de trabajo, la verdad es que el balance es plenamente satisfactorio, pese a que como he dicho antes las aguas estén muy turbulentas.

Precisamente la entrada en vigor de la prohibición de fumar en espacios cerrados, y por ende en todos nuestros locales, ha sido un factor que ha contribuido a enturbiar aún más las aguas y realizar una ingente labor de comunicación, casi de educación, para atenuar el impacto y conseguir una transición lo menos dolorosa posible. Tanto para el negocio como para el cliente.

Aunque es complicado evaluar el impacto negativo que la medida ha podido ocasionar en la fatcuración, pues venimos de un escenario de caída de ingresos, que ha continuado en 2011 tras la prohibición, y por tanto la tendencia era decreciente, lo que ha quedado claro es que a nivel consumidor la adaptación a la norma ha sido ejemplar, rápida y nada traumática.

En nuestro blog corporativo apelaba al sentido común para augurar una entrada en vigor de la ley suave y sin demasiados problemas.

http://grupomoby.blogspot.com/

Pero lo cierto es que la naturalidad con que se ha producido este cambio de hábitos ha superado todas mis expectativas, y creo que ni yo ni nadie esperaba lo bien que los fumadores iban a acatar la norma. Por no decir que la gran mayoría de los clientes fumadores con los que hablo, se muestran encantados de la iniciativa.

Esperamos ahora que el resto de factores que empañan el futuro más inminente: coyuntura económica, crecimiento exponencial del número de terrazas, relaciones con las administraciones públicas, inseguridad legal, cambio de hábitos de consumo, etc., se vayan aclarando y mejoren las perspectivas para el sector.

Yo de momento, continúo optimista y constato que la estrategia de comunicación y las iniciativas emprendidas en estos duros trimestres para atraer público, han conseguido amortiguar en gran medida el golpe.

Veremos…

Y ya está aquí 2010…

… y además lleno de expectativas e incertidumbres, si bien detecto cierto clima de optimismo generalizado, pese a la que está cayendo. Y es que para tanta gente 2009 ha sido un annus horribilis, que pese a las no muy halagüeñas perspectivas para 2010, se nos presenta como un año atractivo y lleno de oportunidades.

Personalmente ya declaré a finales de 2008 que no iba a dejar que nadie ni nada me fastidiase 2009, un año que empecé con mucho optimismo y que no me ha defraudado. Pues para 2010 más de lo mismo. Espero seguir haciendo cosas que me satisfagan en lo profesional y en lo personal. De esto último el pistoletazo de salida será mi próximo viaje a Thailandia: llego el mismo día del comienzo del Año  Nuevo Chino, que es el de Tigre, un animal que en esta cultura trae muy buena suerte. Así que me pienso lanzar a las calles del Barrio Chino de Bangkok para celebrarlo y pienso poner un tigre en mi vida todo el año.

Pues a pesar de la energía con la que he comenzado enero, o quizás por eso mismo y por los mil compromisos laborales con los que me topo cada día, no termino de rematar esta entrada en la que además de felicitar el año nuevo (y ya es casi febrero), quería hacer referencia a algún proyecto interesante. Así que de momento me reservaré para un momento más tranquilo que tenga más tiempo para dar salida a todos los temas que se me van acumulando.

Sólo haré referencia al intenso movimiento de solidaridad que ha suscitado la catástrofe de Haití en la web 2.0, que ha dado lugar a una movilización sin precedentes y que da idea de cómo los medios sociales tienen una capacidad de concienciación y reacción veloz y efectiva.

Pues lo dicho, espero disponer en breve de algo más de tiempo para completar esta entrada que se ha quedado de momento en un conato de…

Manifiesto 2ª Parte y… sí, por fin blanca Navidad

Parece que poco a poco los ánimos de la red se han ido calmando frente a lo que para muchos había sido poco menos que el mayor atentado contra la libertad de expresión cometido nunca. Y sí estoy hablando de la que en mi opinión desmedida respuesta de la llamada “red” a una malograda propuesta de Ley de Economía Sostenible. El famosos Manifiesto.

En mi post anterior ya expliqué porque esta respuesta me parecía desmedida y no me voy a repetir. Pero sin embargo, desde aquellos días de revuelta twittera, no he podido dejar de pensar en las implicaciones económicas, sociales y culturales que el libre acceso a contenidos en la red están provocando.

Sin ir más lejos, hace un par de semanas tomando café con unos familiares comenté que había quedado para ir al cine. Una prima de veintipocos años me miró soprendida y me preguntó que cómo no me bajaba las películas de internet.

Le contesté que por la misma razón que no ento a El Corte Inglés a robar un libro que me quiero leer. Como quiera que que esto me lo espetaba delante de sus padres, dos personas con mucha formación, muy instruidas y hasta diría que con un  punto intelectual, le pregunté si se jactaría también delante de sus padres de robar en unos grandes almacenes, a lo cual respondió que no, que no era lo mismo.

¿Y por qué no es lo mismo? ¿Acaso un disco o una película no es el fruto del trabajo de muchas personas que generalmente se han dejado los cuernos y buena dosis de talento y creatividad en ello a cambio de una remunaración que ahora no llega?

No voy a entrar en el caduco sistema de gestión de los Derechos de Autor de la SGAE, ni en el alto coste de los discos en España, que son argumentos que siempre salen a la luz en estos casos. Yo quiero hacer una llamada sobre los peligros que entraña la cultura de la gratuidad que impera y sobre todo sobre los peligros de estar dando a luz a una generación de jóvenes para quienes el cine o la música son bienes por los que no hay que pagar, que no tienen un coste. Esto en mi opinión, y en el corto plazo, sólo puede ir contra la calidad de las producciones, y de hecho se empieza a constatar.

Así que menos escandalizarse por anteproyectos de ley, menos alarmas de cierres de blog que nunca se han producido, menos pensar que la red y el 2.0 es el centro del universo, menos forjar la dañina idea de que los creadores son poco menos que enemigos avaros y egoístas, y más aportar ideas para establecer una remuneración del trabajo intelectual acorde con los tiempos que corren y que sea justa para todos.

Por lo demás, hoy nos hemos levantado con un hermoso manto de nieve que es el mejor modo de recibir al invierno y dar el pistoletazo de salida a la Navidad (que para mí siempre ha empezado con el sorteo de El Gordo).

Las pasadas semanas han sido intensas en cuanto a eventos navideños de empresa, y la intensa actividad propia de estas fechas se está saldando con llenos absolutos en todos los locales de Grupo Moby Dick.

Y mi necesaria implicación en el Dpto Comercial en estos días de tanto ajetreo: supervisión de eventos, presupuestos, contratos, etc., ha sido inversamente proporcional a la actividad 2.0 desplegada, que se ha visto un poco mermada y desatendida por los requerimientos propios de estas fechas. Así que comienzo esta semana con la intención de ir actualizando blogs de empresa, supervisar y actualizar los diferentes myspace, facebooks, linkedins, seguir alimentando el canal de youtube, ponerme manos a la obra con Flickr corporativo… En definitiva, seguir trabajando en la estrategia 2.0 de mi empresa y continuar perfilando la identidad digital del Grupo y de cada uno de los locales que lo integran.

La Navidad será buen momento para ello.

¡¡Feliz Navidad y Felices Fiestas  a todos!!

MANIFIESTOOOOOOO

Menuda la que se ha liado con el famoso Manifiesto, mi Twitter está que echa humo, mi agregador de RSS también, no se habla de otra cosa, incluso en las noticias. Y desde ya manifiesto que me parece exagerada la reacción que ha provocado un anteproyecto de ley.

Exagerado todo: el temor de los autores a la red, el tono y contenido del manifiesto, muchas de las declaraciones que he oído estos días, el número de apoyos que ha suscitado el manifiesto, la postura del PP!!! Todo me deja un poco atónito.

Para poder interpretar y analizar todo lo que ocurría, empecé por leerme el Anteproyecto de Ley de Economía Sostenible (sí, enterito), sobre todo la famosa disposición motivo de discordia, que reza así:

Disposición final primera. Modificación de la Ley 34/2002, de 11 de julio,
de Servicios de la Sociedad de la Información y del Real Decreto
Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba Texto Refundido
de la Ley de Propiedad Intelectual para proteger la propiedad intelectual
frente a la piratería en internet.


Uno. Se introduce una nueva letra e) en el art. 8.1.de la Ley 34/2002 de
Servicios de la Sociedad de la Información con el siguiente tenor:
e) La salvaguarda de los derechos de propiedad intelectual.
Dos. Se introduce un nuevo apartado segundo del artículo 8 Ley 34/2002 de
Servicios de la Sociedad de la Información, con renumeración correlativa de los
actuales 2, 3, 4 y 5
2. Los órganos competentes para la adopción de las medidas a que se refiere
el apartado anterior, con el objeto de identificar al responsable del servicio de la
sociedad de la información que está realizando la conducta presuntamente
vulneradora, podrán requerir a los prestadores de servicios de la sociedad de la
información la comunicación de los datos que permitan tal identificación a fin de
que pueda comparecer en el procedimiento. Los prestadores estarán obligados
a facilitar los datos de que dispongan.
Tres. Se introduce una Disposición Adicional quinta en el Texto Refundido de
la Ley de Propiedad Intelectual, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1996,
de 12 de abril con la siguiente redacción:
El Ministerio de Cultura, en el ámbito de sus competencias, velará por la
salvaguarda de los derechos de propiedad intelectual frente a su vulneración
por los responsables de servicios de la sociedad de información en los términos
previstos en los artículos 8 y concordantes de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de
Servicios de la Sociedad de la Información.
Cuatro. Se modifica el art. 158 del Texto Refundido de la Ley de Propiedad
Intelectual, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril con la
siguiente redacción:, que pasa a tener la siguiente redacción:
“Artículo 158. Comisión de Propiedad Intelectual
1. Se crea en el Ministerio de Cultura, la Comisión de Propiedad Intelectual,
como órgano colegiado de ámbito nacional, para el ejercicio las funciones de
mediación y arbitraje y de salvaguarda de los derechos de propiedad intelectual
que le atribuye la presente Ley.
2. La Comisión actuará por medio de dos Secciones.
La Sección Primera ejercerá las funciones de mediación y arbitraje que le
atribuye la presente ley.
La Sección Segunda velará, en el ámbito de las competencias del Ministerio de
Cultura, por la salvaguarda de los derechos de propiedad intelectual frente a su
vulneración por los responsables de servicios de la sociedad de información en
los términos previstos en los artículos 8 y concordantes de la Ley 34/2002, de
11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información.
3. Corresponde a la Sección Primera el ejercicio de las funciones de mediación
y arbitraje de acuerdo con las siguientes reglas:
1º. En su función de mediación:
a. Colaborando en las negociaciones, previo sometimiento de las partes,
para el caso de que no llegue a celebrarse un contrato, para la
autorización de la distribución por cable de una emisión de radiodifusión,
por falta de acuerdo entre los titulares de los derechos de propiedad
intelectual y las empresas de distribución por cable.
b. Presentando, en su caso, propuestas a las partes.
Se considerará que todas las partes aceptan la propuesta a que se refiere el
párrafo anterior, si ninguna de ellas expresa su oposición en un plazo de tres
meses. En este supuesto, la resolución de la Comisión surtirá los efectos
previstos en la Ley 36/1988, de 5 de diciembre, de Arbitraje, y será revisable
ante el orden jurisdiccional civil.
La propuesta y cualquier oposición a la misma se notificará a las partes, de
conformidad con lo dispuesto en los artículos 58 y 59 de la Ley 30/1992, de 26
de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del
Procedimiento Administrativo Común.
El procedimiento mediador, así como la composición de la Comisión a efectos
de mediación, se determinarán reglamentariamente, teniendo derecho, en todo
caso, a formar parte de la misma, en cada asunto en que intervengan, dos
representantes de las entidades de gestión de los derechos de propiedad
intelectual objeto de negociación y otros dos de las empresas de distribución
por cable.
2º. La Comisión actuará en su función de arbitraje:
a. Dando solución, previo sometimiento de las partes, a los conflictos que,
en aplicación de lo dispuesto en el apartado 1 del artículo anterior,
puedan producirse entre las entidades de gestión y las asociaciones de
usuarios de su repertorio o entre aquéllas y las entidades de
radiodifusión. El sometimiento de las partes a la Comisión será
voluntario y deberá constar expresamente por escrito.
b. Fijando una cantidad sustitutoria de las tarifas generales, a los efectos
señalados en el apartado 2 del artículo anterior, a solicitud de una
asociación de usuarios o de una entidad de radiodifusión, siempre que
éstas se sometan, por su parte, a la competencia de la Comisión con el
objeto previsto en el párrafo a de este apartado.
3º. Reglamentariamente se determinarán, para el ejercicio de su función de
arbitraje, el procedimiento y composición de la Comisión, teniendo derecho, en
todo caso, a formar parte de la misma, en cada asunto en que intervengan, dos
representantes de las entidades de gestión y otros dos de la asociación de
usuarios o de la entidad de radiodifusión.
La decisión de la Comisión tendrá carácter vinculante y ejecutivo para las
partes.
Lo determinado en apartado se entenderá sin perjuicio de las acciones que
puedan ejercitarse ante la jurisdicción competente. No obstante, el
98
planteamiento de la controversia sometida a decisión arbitral ante la Comisión
impedirá a los Jueces y Tribunales conocer de la misma, hasta tanto haya sido
dictada la resolución y siempre que la parte interesada lo invoque mediante
excepción.
4. Corresponde a la Sección Segunda el ejercicio de las funciones previstas en
los artículos 8, 11 y concordantes de la Ley 34/2002, para la salvaguarda de los
derechos de propiedad intelectual frente a su vulneración por los responsables
de servicios de la sociedad de información.
Reglamentariamente se determinarán la composición y funcionamiento de la
Sección y el procedimiento para el ejercicio de las funciones que tiene
atribuidas.
Lo dispuesto en este apartado se entiende sin perjuicio de las acciones civiles
o penales que, en su caso, pudieran corresponder a los titulares de los
derechos de propiedad intelectual.

Vaya por delante que de la redacción del texto la primera idea que se desprende es que los derechos de autor y la sociedad de la información son dos conceptos antagónicos y en perpetua confrontación. Y es así porque en mi opinión un buen número de autores y creadores no han sabido ver la red como una oportunidad de negocio, como una cauce de distribución y difusión de su obra, sino que se han atrincheradon en una postura errática de considerar la red como la fuente de todos sus males, como una fuente de piratería que les está robando el pan, y ahí reside gran parte del problema.

Pero de ahí a considerar que esta disposición desata una caza de brujas, convierte al Ministerio de Cutura en poco más que la Stasi y a España en una mezcla de Cuba y China, es llevar las cosas demasiado lejos.

También entiendo que todo lo que tenga que ver con Ángeles Sinde, muy cercana a los ultramontanos postulados de la SGAE va a encontrar el rechazo de la red, y sin embargo no entiendo como unas manifestaciones suyas mucho más graves que este anteproyecto – en las que insinuaba que se barajaría la opción de limita la banda de internet como medio de lucha contra la piratería – algo bajo mi punto de vista simplemente insultante, no encontraron el rechazo que ahora aflora.

Pero el alarmismo no juega a favor de nadie, salvo del PP, que las pilla al vuelo y cambia de chaqueta a la primera de cambio, apoyando oportunamente las tesis del Manifiesto en pro de la libertad individual tras haber votado en el Parlamento Europeo a favor de una directiva que iba en dirección contraria a lo defendido ahora. tan consecuentes como de costumbre. No les hagamos la cama, César, Rosa, Ion… que sólo nos faltaba.

¿Y qué dice David Cierco de todo esto? Pues leedlo vosotros mismos, pero a mí me parece bastante lógico y consecuente, como es habitual. Y su llamada al consenso, oportuna y necesaria.

También me remitiré al blog Cosecha del 66 que da un punto de vista diferente y sensato sobre el tema.

En fin, que las  aguas vuelvan a su cauce, que se dialogue y discuta, que para eso estamos en un anteproyecto de ley, que no se saquen las cosas de quicio y que se escuchen todos los puntos de vista, que a veces la red y sus integrantes, en su defensa acérrima de el libre flujo de información, son los menos dados a dejarse empapar.

Y para acabar, desde aquí felicito de nuevo a Roberto Carreras y a toda la gente que está detrás de Innosfera por lo interesante y amena que resultó la segunda convocatoria de este foro celebrada ayer, y tras el cual tuve la ocasión de charlar con un montón de gente maja e interesante.

Auguro muchas innosferas de aquí en adelante! Feliz Puente!

twitear, innovar, bloguear, disfrutar…

Cada vez me cuesta más encontrar momentos libres para darle a la tecla y no dejar abandonada esta bitácora a su buena suerte. Y no es por falta de ganas ni de cosas que contar ni mucho menos. De hecho, en las últimas semanas he participado, asiistido o vivido diversos eventos profesionales muy interesantes.

Entre ellos, la European E-commerce Conference con la interesante charla de Clara Shih bajo el nombre de The Facebook Era. Una interesante reflexión sobre el profundo cambio de actitud que se está dando con el auge de las redes sociales y cómo esto afecta al mercado. Una ocasión única para escuchar a toda una “gurú” con gran capacidad de transmitir ideas de una manera sencilla.

IMG_7323

probando el nuevo Dext de Motorola durante el TwittMad

También una nueva cita del TwittMad en The Irish Rover, con Juan Gigli como cabeza visible, y que en esta ocasión tuvo un aliciente especial: la presentación en exclusiva de Dext, el flamante nuevo terminal móvil de Motorola. La acción resultó muy positiva e interesante para todas las partes: para la marca, es altamente rentable en términos de imagen, pues presentan el producto en exclusiva ante un público comercial muy interesante, early adopters dispuestos a examinar, toquetear, preguntar y probar el dispositivo y a dar su opinión sobre el mismo (y más tratándose de un teléfono en el que el acceso a las redes sociales se ha potenciado notablemente). Para los asistentes considero que es gratificante que se les tenga en cuenta en tanto que prescriptores, líderes de opinión, heavy users, sobre todo si se hace de una manera tan cordial, poco intrusiva, de tú a tú y, por qué no, con una pinta de cerveza a cuenta de Motorola.

Y otro interesante encuentro que tuvo lugar la semana pasada fue la 1ª eidición de Innosfera, un evento de vocación mensual, con la innovación como protagonista y que pretende abrir una nueva plataforma de intercambio de ideas y opiniones sobre diversos temas con el fin de potenciar la innovación en el ámbito empresarial. La iniciativa está auspiciada por BBVA y coordinada por Roberto Carreras y Javier Velilla, que nunca faltan en estos fregaos (para nuestra suerte).

En esta primera edición, el debate se centró, como cabía esperar, en la irrupción de los Social Media en nuestras vidas y de cómo la empresa está asumiendo el cambio de paradigma. La conversación fue muy ágil, amena y distendida, hubo intervenciones realmente inteligentes, y en especial destacaría la intervención de Alberto Lorente (ex-Dtor de Marketing de Symio y Masmovil).

innosfera

1º Edición de Innosfera

Para la próxima edición trataré de que la after-innosfera, el momento distendido de cañas y picoteo posterior al evento, tenga lugar en Olé Lola, que está a dos pasos y se presta a la conversación y la charla distendida como pocos lugares.

Además hoy tenía lugar un interesante encuentro en la Universidad Politécnica, la 4ª edición de Blogs La Conversación, cita abierta en la que debatir sobre el papel de los blogs en los diferentes ámbitos, y al que finnalmente no he podido asistir debido a múltiples reuniones y compromisos. Como consuelo, he tenido la ocasión de compartir mesa y almuerzo con Pablo Herreos de Goodwill Comunicación y charlar sobre redes sociales, blogs, hostelería y flamenco.

Y como no sólo de eventos y encuentroos vive el hombre, de todo lo que he leído últimamente quiero destacar un interesante artículo sobre la actividad que está realizando Coca Cola en medios sociales. Pese a no considerarme precisamente simpatizante de esta marca, de la que ni siquiera soy consumidor ocasional (al menos de la bebida que da nombre a la marca), he de reconocer que su labor es encomiable, las iniciativas llevadas a cabo muy inteligentes y en general el trato dado a los Social Media, ejemplarizante. Su estrategia recoge a la perfección mi visión de cómo una empresa/marca debe contemplar la web 2.0, no como una mera herrramienta al servicio del marketing, sino como una nueva filosofía empresarial de implementación transversal.

Estas lecturas me animan a seguir con mi labor para Grupo Moby Dick, donde hay mucho y muy interesante por hacer. Por ese motivo, en el próximo post contaré alguna experiencia interesante en relación al uso que estamos haciendo de Social Media por parte de las diferentes salas. Sin resultados tan llamativos o de tanto alcance como los de Coca Cola, pero todo se andará. O en eso estamos.

blogs: el quinto poder

Recientemente leía en El País una noticia un tanto inquietante en la sección de Internet. Bajo el titular “Coto a la publicidad en los blogs” el artículo se hacía eco de la iniciativa de la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos por la que se obligará a los blogueros a declarar los regalos o pagos en efectivo que reciban por parte de empresas y anunciantes, de modo que pueda considerarse un patrocinio.

No cabe duda de que en los últimos años la influencia de la blogosfera ha crecido de manera exponencial en prácticamente todos los ámbitos de la vida. El número de personas que recurre a blogs para obtener información sobre un destino turístico, un hotel, un producto, un servicio, un proveedor, un candidato político, un experto en finanzas… es cada vez mayor.

Así mismo, el número de blogs crece día a día, habiéndose convertido en un recurso web muy accesible y al alcance de todo el mundo. Las temáticas son tan diversas como los propios intereses humanos, y su alcance se ve multiplicado con un cada vez mayor difusión a través de plataformas como Facebook o Twitter.
reasons-why-blog-606x358

Tendemos a conceder mayor credibilidad a otra persona como nosotros, a un igual, a un  individuo corriente que comparte sus experiencias y que nos aconseja en base a éstas, que a un medio de comunicación sobre el que siempre va a recaer la sospecha de un interés comercial oculto. Y precisamente la blogosfera ha facilitado hasta límites insospechables ese acceso a todo tipo de información de primera mano de gente como nosotros.

Eso lo saben bien las empresas. Yo mismo he contado aquí en alguna ocasión como considero la blogosfera como uno de los ámbitos de actuación primordial en la estrategia 2.0 de Grupo Moby, no sólo el rastreo de ésta sino también el contacto continuado con blogueros influyentes en nuestro ámbito de actividad.

Ejemplos de bloguers que han llegado a convertirse en prescriptores de influencia inusitada, superior a la de cualquier medio de comunicación hay muchos. Quizás el más famoso y polémico es Perez Hilton, la estrella del gossiping bloguero, cuyas mordaces y deslenguadas opiniones sobre un disco o sobre una película puede echar por tierra y hacer que fracasen en cuestión de minutos determinados lanzamientos. O todo lo contrario. Por ello las discográficas se apresuran en presentarle en exclusiva sus lanzamientos y es ya un habitual de la alfombra roja en toda gala que se precie – Emmys, Grammys, MTV Awards…., recibiendo el tratamiento de auténtica celebrity en toda regla.

Como es lógico, cuando estos blogueros alcanzan determinada proyección se convierten en líderes de opinión relevantes y por tanto en bocado suculento para anunciantes. Y empiezan a recibir invitaciones para que escriban sobre sus productos, a cambio de contrapartidas, como puede ser la primicia y regalo del producto en sí mismo, pero también en ocasiones puede haber retribuciones dinerarias.

Y entiendo que es aquí donde empieza la preocupación de la Comisión Federal de Comercio, preocupación que bajo mi punto de vista debería ser la misma que la que deberían mostrar por las menciones que desde tiempo inmemoriable han venido haciendo los medios de comunicación de cualquier producto o servicio. Cuando leemos una crítica de un disco en el EP3, o cuando escuchamos una notica en la radio sobre el lanzamiento de un libro o sobre el estreno de una película… ¿no hay acaso una también detrás una maquinaria de relaciones públicas y de gabinete de medios para conseguir que dichos medios se hagan eco de nuestro producto? ¿y no hay muchas veces una contraprestación evidente como el regalo del propio producto y tantas veces, intercambios publicitarios? De todos es sabido que en un editorial de moda de una revista, difícilmente va a aparecer un producto de una marca que no sea a la vez anunciante de esa revista. Esto ha funcionado así desde que el mundo es mundo.
Por eso en mi opinión, el tratamiento o eventual legislación que se aplique a la blogosfera no debería diferir del que se aplique a los medios de comunicación. Es más, creo que además cualquier tipo de injerencia administrativa está abocada al fracasso, pues las formas de evadirla serán tantas que difícilmente se podrá comprobar la presunta relación entre un anunciante interesado y un bloguero.

Además, al final lo que prevalecerá es el propio contenido de ese blog, y difícilmente se convertirá en referencia un blog en el que los intereses comerciales sean muy evidentes y transmita poca objetividad (al menos en lo que a fuente de información y consulta se refiere).

Por otro lado, el blog me resulta muy interesante como arma al alcance del ciudadano para protestar, y en este sentid, son cada vez más frecuentes los blogs de denuncia social y ciudadana. Debido a mi cruzada Ciudadano Apestado, especialmente interesantes me resultan los que tienen como objeto la denuncia del deterioro medioambiental y de la situación de suciedad de  nuestras calles.

Ya en su día comenté aquí la repercusión del blog de la plataforma Lavapiés no Pasa, que fue el vehículo que aglutinó todas las iniciativas vecinales. Hace poco conocía otro fotoblog de denuncia de la suciedad que se acumula en torno a los contenedores de la calle Ave María en Lavapiés: Tengo una basurada.

Me gustaría saber qué atención prestan las administraciones a este creciente fenómeno de denuncia, si es que prestan alguno, que verdaderamente lo dudo. En pleno auge del Open Government, la voz del ciudadano debería ser cada vez más relevante en la toma de decisiones, y  hoy en día se dan las herramientas y canales propicios para que esto ocurra: no sólo a través de blogs, sino también de redes sociales de todo tipo en las que cada vez es más frecuente encontrar grupos orquestados en torno a un causa de tipo reivindicativa. De esto hablaba precisamente el último post de Ion Antolín en su blog, haciendo precisamente referencia a Ciudadano Apestado.

Así que por concluir, seguiremos hablando de la blogosfera mucho mucho tiempo.

Acabo este post con música, pues anoche tuvo lugar una Sesión Myspace en la sala Ochoymedio (curiosamente sala que dio nombre al primer blog que tuve) a cargo del grupo porteño Miranda. No voy a entrar en crítica musical sobre el concierto en sí, pero sí hablaré de lo poco atinado de la mecánica para acceder a la sesión.

Las Sesiones Myspace son gratuitas y el único requisito para entrar es agregar a Sesiones Myspace como amigo en tu perfil de Myspace e imprimir el perfil para poder acreditarlo en la puerta de la sala. No deja de sorprenderme que una de las empresas más representativas del universo 2.0, siga recurriendo a un método tan rudimentario y poco eficaz a la vista de los múltiples problemas que surgieron a la puerta: no se veía el nombre del usuario en la impresión, según la configuración de la impresora aparecía o no el nombre de Sesiones Myspace… y a esto hay que añadir que se exigía un DNI, algo que no se había avisado con anterioridad. Conclusión: mucha gente (yo incluido) acabamos en el locutorio de turno volvieno a imprimir nuestro perfil para poder acceder a la sala.

Es lógico que puesto que el concierto es gratis, Myspace solicite estar en el Top Friends de los invitados, pero creo que hoy hay muchas posibilidades más efectivas y por supuesto más ecológicas de controlar el acceso: sms, por ejemplo.

Si a esto le sumo que esta semana he estado dando de alta el peril de Areia Chill Out en Myspace, con muchos problemas desde el mismo registro al diseño y sobre todo a la carga de música, digamos que no ha sido ésta precisamente mi semana Myspace.

Y sin embargo ver a Miranda en directo ha merecido la pena y no me queda otro remedio que dar las gracias a Myspace por la iniciativa y dejaros con el vídeo de su temazo “Mentía“.

¡Feliz fin de semana!

Blog Action Day

Hoy no tenía pensado escribir, más que nada por falta de tiempo, que es la razón por la cual actualizo mucho menos de lo que me gustaría. Además mi próximo post iba a versar sobre publicidad, promoción y web 2.0, algo que merece una seria reflexión tras la prohibición en EEUU de remunerar a los blogueros por escribir sobre un producto. Esta noticia abría además una semana en la que he gestionado un evento con blogueros relacionados con tecnología e informática auspiciado por una conocida marca y que ha tenido lugar en Olé Lola. Y que ha tenido lugar el mismo día que el encuentro mensual de TwittMad en Irish Rover, evento al que asistí para conocer a promotor, Juan Gigli, que además me reconfirmó mi idea de que se trata de un grupo de early adopters muy goloso para test de productos, promociones de avanzadilla, etc.

Pero hoy, 15 de octubre, se celebra el Blog Action Day, un día en el que los blogs de todo el mundo se unen por una causa social. En este caso, el tema elegido ha sido la concienciación y lucha contra el cambio climático. Y como se trata de un tema que me importa bastante, pues aquí estoy, escribiendo en un día que no quería (o más bien no podía) sobre un tema que no preveía.

blogactionday

Un tema que estuvo en el candelero, sobre todo durante la promoción de la película de Al Gore y que ocupó la agenda de políticos, instituciones y medios, pero que tras la virulenta irrupción de la ****** (ya sabéis que en este blog está prohibido mencionar esa insidiosa palabra), ha pasado a un segundo plano.

Y sn embargo sigue estando ahí, aunque en ocasiones vemos como la sensibilidad de la opinión pública hacia el tema puede servir de acicate para que un recorte del gasto de una empresa sea vendido como una acción en pro de la conservación del medio ambiente. Hablo claramente de la confusa y masiva campaña de Carrefour en la que nos contaban que las bolsas contaminan muchísimo (lo cual es a todas luces cierto) y que por eso y por lo mucho que les importa el entorno, las eliminan.

Ya, y el recorte de gastos que esa medida supone en un contexto de caída del consumo como el que vivimos es puramente secundario, casi ni lo habíamos pensado. Bueno, vamos a ser un poco maquiavélicos y pensar que aunque se la sople la destrucción de la capa de ozono y el derretimiento de la Antártida a los señores directivos de Carrefour, al menos la iniciativa es positiva.

Pero cuando hablamos de la lucha contra el cambio climático, no puedo por menos que pensar en las acciones y comportamientos que están al alcance del ciudadano de a pie, de mí, de mi vecino, de mis padres… que son muchas y sin duda las más importantes. Yo mismo me asusto de la cantidad de envases, plástico y latas que genero en casa, e intento en la medida de lo posible consumir productos que no conlleven excesivo envoltorio, y desde luego, reciclar todo lo reciclable: RSU, vidrio, papel, baterías…

Y por ese motivo, me cabrea sobremanera la nueva tasa del Ayto de Madrid que está destinada a mejorar la gestión de la recogida y separación de basuras, ya que parece que los ciudadanos no lo hacemos del todo bien. Una tasa que sólo discrimina por tamaño de la vivienda y barrio, vaya dos criterios absurdos! Es eso más importante que por ejemplo el número de personas que viven en la vivienda (sean o no propietarios, pues un la tasa debería pagarla quien genera la basura) o la infraestructura de la que está dotada la comunidad de vecinos (recuerdo que la gran mayoría de los vecinos del Distrito Centro de Madrid no disponemos de recogida de RSU-cubo amarillo en domicilio, sino que tenemos que ir a depositar la bolsa a contenedores que a veces están cerca, a veces no, a veces están llenos, a veces no, y casi siempre muy sucios).

Al final, como tantas otras veces, se recurre a medidas impositivas, coercitivas y casi penalizadoras, que en ningún momento se combinan con políticas de concienciación ciudadana  efectivas. Algo que vengo reclamando desde hace tiempo con mi iniciativa Ciudadano Apestado, de la que ya he hablado aquí en otras ocasiones, y de la que estoy muy orgulloso pues ya ha sobrepasado los 100 seguidores y pienso impulsarla aún mucho más.

De hecho, estoy a la búsqueda de un famoso que viva en la zona centro de Madrid al que le apetezca apadrinar esta lucha, como en su día hizo Icíar Bollaín en Lavapiés. Si alguien tiene sugerencias, estoy abierto!!

¡¡Feliz Jueves!!